Donnerstag, 12. März 2015

blinded

The One. What about it? 
Probablemente conoscan el video de M. Gungor describiendo y explicando como funciona el cerebro femenino y como funciona el cerebro masculino. Cajas y emociones. Bueno, el mismo, en otra charla, explica de dónde viene este pensamiento de The One.

¿Cuál es el concepto detrás, el anhelo, la ... Vorstellung, idea de que alguna cosa misteriosa, en este universo, hará que encuentre a la persona perfecta que calzará como pieza de puzzle a todas mis imperfecciones, borrándolas para siempre, pudiendo yo así ser una persona feliz, perfecta, sin llanto nunca más, alejándo de mí situaciones y moméntos dolorosos ...?

Volvamos atrás. Los griegos pensaban que un ser humano tiene cuatro brazos, cuatro piernas. En algún momento el humano hizo enojar a los dioses griegos por lo que ellos, demostrando su poder, separaron al ser dejándolo tan solo con dos brazos y dos piernas. Por siempre vagará este ser por el universo intentando encontrar su parte perdida. De aquí proviene la concepción ideológica de la media naranja, de que solo existe un hombre, una mujer para cada cual. Y es nuestra misión en la vida encontrarla, pero nunca estaremos seguros de haberla encontrado realmente. ¿Será realmente The One? ¿O tengo que seguir buscando igual, just in case something better shows up, or, the real one appears?

Unos días atrás, viendo una película en la cual dos personas, que habían estado en una relación en su juventud, y ahora, años atrás, se reencuentran con aquella nostalgia de  "si tan solo hubieramos decidido permanecer juntos...", "retoman" su relación. Conversando, deciden que no pueden seguir con aquello ya que ella tiene marido e hijo. La frase final: Nos podemos contar felices de haber encontrado el amor. 


¿Acaso es algo que encontramos colgando de un árbol? Como si se tratase de una travesía agotadora en la cual, cruzando bosques y ríos, espero toparme sorpresivamente con el amor entre los arbustos. O quizás justo pase un pájaro y lo deje caer encima mío, y, que suerte tengo. Encontré el amor. Y listo. Ya está. Lo encontre y ahora mi vida será perfecta, solo sonreiré y caminare con la frente en alto, gleitend durch die Gegend.

Dicen que las cosas, por las que uno se esfuerza, se aprecian más. No quiero que te quedes con la sensación de que tienes que hacer lo imposible por encontrar the one. No quiero que pienses que tienes que encontrar a the one

¿Cuál será tu excusa cuando la relación con the one, te desilusione? Dirás, ¿quizás no era the one?. Quizás me equivoque y tengo que seguir buscando.

¿Dónde queda tu responsabilidad? ¿Acaso tú no eres parte de la relación? ¿Parte activa? ¿O solo esperas a que aparezca y listo, it's all settled?

Aquí va un ejemplo práctico. Si te quieres comprar una casa, auto, moto, bici, celular, computador... what ever, ¿acaso no te preguntas primero que caracterísiticas necesitas para tu realidad? Si quieres estar en una relación, ¿No crees que deberías pensar en que tipo de rasgos te son importantes en una persona? Como te verías si, supones haber encontrado a the one, pero sus hábitos, rasgos, costumbres, te son extrañas, like really annoying, a tal punto que no puedes vivir con eso? ¿Dirás que el destino te jugo una mala pasada y the real one debe estar ahí afuera, en algún lado, solo esperando ser encontrado?

Entiendo que suene muy romántico esto, una persona en el mundo que pueda completarme, llenar todos los vacíos, temores, inseguridades que acarreo conmigo. 


Pero... ¿a ti te gustaría tener esa responsabilidad? 
¿Llenar todos los vacíos de alguien, ser su seguridad, su alegría? 

¿Qué pasa cuando tú estes mal? 
¿Cómo vas a darle seguridad a otro? 
¿Porqué entonces esperas que otra persona sea eso para tí? 


Es romántico. Lindo. Mágico. De película.

De película. No de la vida real. Las películas toman cosas de la vida real y las cambian, las modifican. Pero vemos tantas películas, series, que nuestra mente esta marcada por ello. Todo lo que hacemos forma nuestro cerebro, nuestras conexiones sinápticas, nuestras relaciones y, por ende, nuestros pensamientos y forma de ver el mundo. Así es como se forma nuestra cerebro. 

Todo lo que hacemos modifica nuestras conexiones y, pobre de él, esa será su realidad también. Anhelará aquello que se desvanece en el aire. Un amor idealizado caído del cielo, sin esfuerzo algun una vez que la relación se haya establecido.


Pero, tus imperfecciones, miedos, trabas, historias no trabajadas, vivencias seguirán siendo parte de tí. No importa con que hombre, con que mujer, estés...


No es necesario buscar a the one en algún rincón del mundo. Puedes elegirlo, puedes elegir el que más te guste. Puedes trabajar, puedes cambiar para ser lo mejor para él.

Deja atrás la ilusión de que existe una persona en el mundo para tí. 

Hazte cargo de tú relación.

Decide.