Samstag, 14. Juni 2014

die Welt verändern

Photography by ©Rahel Gysel
Ich habe es ihnen erst nachgemacht doch am Ende des ersten Tages war ich ziemlich erschöpft von all dem Geschrei und habe lange überlegt, dass dies eigentlich nicht der Weg ist. Es ist zu anstrengend für einen selbst und auch widersprüchlich, wenn ich schreie, um für Ruhe zu sorgen. Daher habe ich dann die anderen Tage entschlossen zu den Kindern hinzugehen und sie direkt an zu sprechen, was natürlich auch nicht richtig geklappt hat da, für sie, eine Autoritätsperson eigentlich gar nicht eine Autoritätsperson ist. Ich habe dann auch versucht mich den Kindern zu widmen, die am meisten Unsinn machen. Ich habe mich zu ihnen gesetzt und mich ihnen zugewendet um mit ihnen zusammen die Aufgaben zu machen, die sie machen sollten. So waren sie auch motiviert und haben sich auch konzentriert, bis ein anderer kam und auf sie einredete um irgendetwas zu erzählen oder fragen. Am letzten Tag konnte ich dies besonders gut beobachten. Die Kinder sollten an dem Vatertag-Geschenk weiter arbeiten. Wäscheklammern sollten auf eine Klopapierrolle geklebt werden – was sich als nicht so einfach erwies da die Klammern immer wieder abfielen (die Kinder nahmen zu wenig Kleber). Eines der Kinder war sehr frustriert und warf alles auf den Boden und sagte: „Ich hasse diese Aufgabe. Alle schaffen es und ich kriege nichts hin.“ Ich hatte vorher gerade alle restlichen Klammern eingesammelt und plötzlich sah ich wieder Klammern auf dem Boden und so bin ich auf ihn aufmerksam geworden. Also habe ich seine Klammern aufgehoben und habe mich zu ihm gesetzt und ihm gesagt wir schaffen das zusammen, was wir schlussendlich auch geschafft haben. Ich habe gemerkt dass die Kinder schon lust haben Dinge zu lernen und zu machen, nur sind sie eben in einem Alter in dem sie noch Zuwendung brauchen, und diese bekommen sie meistens nicht zu Hause. Da sie keine Zuwendung, oder wenig, bekommen lernen sie auch nicht richtig mit Frust umzugehen, und geben sich schnell geschlagen mit Aufgaben. Ich weiß, dass es für eine Lehrerin unmöglich ist, sich um fast 40 Kinder gleichzeitig zu kümmern und sich zu jedem zu setzten und ihm bei zu stehen. Dies macht die Situation so kompliziert. Von zu Hause haben sie die Zuwendung nicht und sie bräuchten sie so sehr um aufzublühen und wachsen zu können. Es tut mir weh, wenn ich dies beobachte, wie Kinder in jungem alter allein gelassen werden. Ich möchte nicht jemandem die Schuld dafür geben, es ist einfach eine verzwickte Situation. Wie kommt man davon weg? Wie erkläre ich einer Mutter, die noch selbst fast ein Kind ist, das ihr Kind liebe, Zuneigung und Begleitung gebraucht, wenn sie es selbst nicht erfahren hat?

Dienstag, 10. Juni 2014

theLOOK

Quiero que si lees esto, tengas esto en cuenta: no soy clasista. 
Ahora si puedes seguir leyendo. Soy mujer. Por lo que durante la pubertad mi pobre cerebro tuvo que adaptarse radicalmente a este nuevo envase que de un día a otro de pronto había aparecido sin previo aviso. Le tomo un buen tiempo adaptarse pero finalmente lo logro. Pero la pubertad no es el punto de hoy. (quizás debería comenzar colocando el título siempre al comienzo para obligarme a seguir la idea que comienza a desarrollarse en mi red neuronal....) El punto de hoy es el la mirada. Comencemos por la mía. De chica era ruda. Si, me creía mala, bueno no se si mala, pero era ruda. Me defendía, copiaba e imitaba a mi hermano quien no solo me enseño a dominar las dos ruedas si no que también me enseño a mostrar el dedo indebido. Recuerdo un recreo en pre kínder cuando por algo me enoje e hice uso de lo que había aprendido. Lastima que me vio una profesora y mi castigo fue tener que esperar una semana por el Casete que uno recibía de premio si se hablaba alemán (aun lo tengo). Mi mirada fue educada a la defensa. De chica caminaba al pre kínder, luego al colegio, luego a la casa después de alguna celebración teatral. Aprendí que si miraba con dureza las personas no se me acercaban y hasta ahora he resultado ilesa (no creo que sea solo por mi mirada, creo que hay algo mas grandioso tras eso). Eso en relación a mi mirada - por ahora. Ahora, las miradas. Pasear a mi perro suele ser algo entretenido. Algo me gusta, que alegra, relaja, algo cotidiano. Pero de repente en esa calma irrumpe la mirada hablada. En esos momentos mi envoltorio pasa a ser bien común, brotando nuevamente esa mirada infantil que no era nada inocente. 

Dienstag, 3. Juni 2014

Break the cycle

Debo reconocer que normalmente escribo antes de colocar el titulo. Si, eso enseñan en el colegio y tiene sentido - por que por más que uno piensa y establezca una estructura previa - al ir escribiendo pueden surgir otras ideas y pueden ir modificando el desarrollo del texto y de ahí surge la regla de colocar el titulo post-scriptum. Esta vez no. Esta vez el titulo define lo que escribo. Otra cosa que debo reconocer: El título no es original ni mío - aunque ahora no estoy cien por ciento segura de recordar el título correcto - así que en una de esas es original. Pero el contenido tampoco es original, o sea si, yo escribo, pero las ideas están influenciadas por los que hace uno o dos años me han inspirado fuertemente. Un Padre y su hija, ambos unidos en un ministerio con un propósito (http://loveandrespectnow.com/). Porque comencé a interesarme en el tema? Bueno, siempre me ha interesado el tema de las relaciones, no solo amorosas, si relaciones en general, pero no había tendido la oportunidad o necesidad de trabajar el tema, leer, pensar y comentar. Por "cosas de la vida" (frase que uso porque no quiero entrar en detalles de que cosas de la vida me llevaron a entregarme mas a este tema) llegue a encontrarme con estos dos. Volviendo al título, como dije, el título es lo que marca este texto. 
Un circulo es algo infinito, sin principio - sin fin, continuo constante en el espacio y tiempo. Por algo el anillo es símbolo de unión - refleja amor infinito. Un lindo círculo. Pero si te fijaste bien, mi título habla de romper el círculo, así que supongo que sabes que no hablo de la argolla de matrimonio ya que estoy a favor del matrimonio y no quisiera tener que romper aquella argolla.... hablo del circulo mas bien como un ciclo (tal como lo dice: cycle). Un ciclo también es algo distinto a una argolla, normalmente van en espiral ascendente o descendente... pero el evento se repite. Se repite en la vida de una persona, en generaciones, en amigos... como quieras. Lo que me da impotencia es ver que la humanidad... o algunas personas, o todas las personas en alguna etapa de su vida, atribuyen las dificultades de sus vidas a sus padres. No creas que estoy negado la influencia de ellos (la mía, gracias a Dios, fue positiva, conozco otras en donde no es el caso) - la presencia de ellos define en muchos sentidos nuestra existencia - o bien, también la ausencia de ellos marca fuertemente. Vez hacia donde voy ? O están nublando mis emociones la claridad de mis palabras? Espero que no. Aunque espero que sí un poco. Quiero aún refugiarme detrás de ellas, escondiendo la gota que desbordo el ciclo. 

Si tuviste una infancia dura, papas ausentes, presentes pero a la vez no.... no vez que tu tienes la posibilidad de romper el ciclo? No vez que tu puedes cambiar el futuro de tus hijos siendo el padre que siempre anhelaste y no pudiste tener? Si, no tuviste la imagen, no tuviste el ejemplo. No sabes lo que es familia, como se compone o como se comporta. Pero.... no ves esa tremenda oportunidad que se te está dando? Puedes cambiar las vivencias de tus hijos. No desaproveches la oportunidad.