Sonntag, 26. Januar 2014

Eine Flocke aus Schnee

Me propuse escribir una vez al mes, por lo menos. Aunque muchas veces los resultados de mis pensamientos acerca de mis vivencias, observaciones concluyen cercanamente por lo que varias veces, cuando escribo, escribo seguido y luego viene un tiempo de reflexion nuevamente. Ahora estoy disfrutando la nieve que iniciamlente no queria. Viajar con maleta (rueditas) y nieve no es lo mas agradable, pero esta vey traje mi mochila que me acompania mis veranos, bueno, enero/febrero suele ser epoca de verano (acabo de percatarme que, si el dicho fuese "celebrar x veranos" en vey de primaveras, yo no podria decir eso porque claramente he vivido mas inviernos que primaveras en mis casi 24 anios.) Bueno, en fin, ahora estoy en algo que parece sacado de un cuento de hadas (si solamente miras por la ventana de la casa o del auto). Montanias, casas, praderas cubiertas de nieve. Claramente si supieramos todo lo que se encuentra bajo la capa de nieve no estariamos tan encantados con el cuento de hadas. De noche poca luz ilumina las calles y de dia pierdes el horizonte frente a los ojos. El viento, la nieve y la colina se entremezclan por unos segundos. Al igual que el vapor que se desprende del agua termal reposando entre este paisaje encantador. No quiero irrumpir en este paisaje o imagen que he plasmado en sus mentes con temas complejos. Esos temas quedan para mi - aunque los he plasmado sin que varios de ustedes sepan de lo que hablo. Como decia en otros instantes, expresar los dolores vividos tan abiertamente es dificil. Prejuicios propios, historias ajenas, miedos ante la opinion ajena limitan un poco la libertad, de contar. Bueno, tambien las palabras a veces no permiten expresar las cosas como uno las vive, o a veces el tiempo, el masticar las situaciones tambien cambia la vivencia por lo que escribir una vez que ya ha pasado mucho tiempo, ya pone otro color a lo vivido. A veces mas dolor, a veces mas esperanza.

Aqui estoy. He dejado de contar mis viajes a mi segundo hogar. Es parte de mi vida y quiero que siempre sea parte de mi vida. Pensar en que podria dejar de serlo - me espanta enormemente y me angustia. Cada viaje es una oportunidad para mi de ver como he cambiado. Como he crecido, como me comporto como persona. Es como un reportaje que cada cierto tiempo se repite, caminos, rieles que me llevan a las mismas partes. Pero cambia cada anio el como lo vivo. Ahora ya tengo experiencia laboral, he tratado mas con gente mayor en distintas situaciones, crea mayor seguridad, otra llegada con las personas, mas independencia. Pero igual no dejo de ser la pariente regaloneada. No dejo de ser la ninia que llora al despedirse porque el dolor de la separacion me es incomprensible desde... su inicio. No dejo de emocionarme al ver a mis queridos, aun con el dolor de la separacion previa en el corazon. Cada anio trae nuevas sorpresas, digo, cada viaje. Esta vez con amigos (bueno si, tu eres mas que amigo, pero tambien amigo) dandole un color distinto. Y por primera vez con smartphone y celular por lo que ya no tendre que pedir celular a pasajeros del tren (lo cual causaba una extrania exspresion en sus caras al escuchar mi peticion, en perfecto aleman...). Este viaje trae consigo su responsabilidad, 61 (o mejor dicho 21) chicos. Pero, que seria un verano (digo, epoca en la que normalmente seria verano) sin jovenes? 

Como dije, no puedo vivir con la idea de que esto ya no sea parte de mi vida, seria como robarle los copos a la nieve. Lo maravilloso es que cada viaje es un regalo del cielo. No queda otra cosa que decir que cuando la ansia de volver comienza a hacerse mas fuerte - conjuntamente un asiento en el avion ya lleva mi nombre.



Photography by ©Fernanda Wammes


PS: disculpen las faltas de ortografia.. teclado aleman :)