Montag, 27. Februar 2012

Dankbarkeit

Estaba sentada en un helado escalón gris junto a una transitada salida del metro. El día combinaba perfecto con mi estado personal. Nublado, gris, sin lluvia. Junto a mi estaba un amigo escuchando. Cuando ya las lágrimas se habían secado otros temas formaban nuestra conversación. Al finalizar mi amigo me dijo: "¿te puedo dar un consejo? en buena, no lo tomes mal". Sabía que cualquier consejo que él me diera seria para mi bien, y no para satisfacer alguna necesidad propia. Por lo tanto, cuando me dijo que yo debería decir más "gracias", lo acepte pensativa. Me di cuenta que muchas veces estoy muy agradecida. De invitaciones, regalos, cartas, palabras. Pero me quedaba con el agradecimiento para mí. Quizás porque me daba vergüenza agradecer, cosa que ahora me parece ridículo. Pero desde ese día intente ser mas conciente y agradecer, ser una persona más agradecida, aceptando la ayuda, el cariño, la preocupación de los demás hacia mí. Por lo tanto hoy doy gracias a ti que me hiciste ver, con sinceridad y amor, mi falta. Agradecer aun no me es siempre fácil, mi orgullo lo combate. Pero sé que mis palabras alegran al que las recibe. Sé también que muchas veces respondan "no es nada", "no hay de qué". A esas personas les digo: acepten el agradecimiento. Eso también es agradecer.