Montag, 28. November 2011

Also bitte...

Je nach dem, kommt drauf an. Wie siehst du das eigentlich? Naja, manchmal schon ein bisschen. Aber... das ist halt eben immer so. Meinst du wirklich? Anders geht es nicht? Keinen anderen Weg? Ich weiss nicht, ich sehe das schon anders.  Ich hab' das beobachtet. Es gibt auch andere arten das zu machen. Findest du nicht? Ach, wieso denn nicht? Meinst du alle anderen machen es falsch? Du willst also sagen... aha, dachte ich es mir. Für dich ist es also absolut. Keine Möglichkeit auf Veränderung, akzeptierst nicht was anderes? Mensch, da wirst du aber lange dran knabbern. Schau doch mal herum, jeder macht es anders. Und du meinst es sei falsch, nur weil du deine eigene Art hast? Was würdest du den sagen wenn alle es so machen wie du? Ach ja, wir sollen dir nicht nachmachen? Du bist aber komisch. Denkst also wie es grad zur Situation passt. Das ist aber nicht so durchdacht... schau noch mal nach wie du das wirklich meinst. Irgendwie musst du doch eine eigene Meinung dazu haben. Und nicht nur eine angenommene Meinung... klar, ist zwar einfacher, sicher. Aber du meinst es ja gar nicht so... Denk doch lieber nach, dann hast du auch deine Meinung. Deine eigene Meinung. Ist doch besser als einfach was abzuschauen. Ja, schon. Manchmal. Aber dann musst du auch zugeben dass du da keine Meinug hast weil du dich noch nicht informiert hast. Und dann ist das ja ok. Musst ja nicht bei allem 'ne Meinung parat haben. Aber dann sag das auch und hör nicht einfach ab. Informier dich halt zu den Dingen die dich interessieren, die dir wichtig sind.  Ach ja, informier dich bitte am richtigen Ort. Und dann mach dir halt deine Meinung und steh auch dazu. Was bringt denn sonst das ganze Nachdenken? Ausserdem, wenn deine Art, deine Meinung, die Richtige ist, musst du das den Leuten ja nicht unter die Nase reiben. Zeig es ihnen halt so, dass sie es nicht merken. Leb's ihnen halt vor, Worte vergessen die meisten ja weil sie sowieso nur halb zu hören, schon bei ihrem nächsten Argument sind und gar nicht auf deines hören. Eigentlich ist es ihnen ja egal was du denkst, sie wollen dir ja nur ihre eigene Meinung aufsetzen. Also, sei ein guter Zuhörer, sei nicht schon bei deinem nächsten Gedanken wenn dir jemand etwas mitteilt. Sei kritisch anderen Meinungen gegenüber und informier dich an der Richtigen Stelle. Sonst verliert deine Meinung ihre Kraft. Ja, du willst wissen welches die Richtige Stelle ist? Mach das Buch halt auf. Alle stellen sind wichtig. Nimm dir aber nicht einen einzigen Vers um deine Aussage zu bestätigen, sondern halt auch die dazugehörigen Verse. Dann wird das schon klappen. Ja, klar segnet er dich wenn du liest. Da gibt er dir ja seine Weisheit. Peinlich? Ja, kann schon sein. Musst es ja nicht erzählen dass du liest, dass kommt dann schon. Lies einfach für dich. Sicher, da hast du recht. Es ist nicht leicht. Wer das sagt hat sich nicht informiert oder er lebt nicht auf dieser Welt, was ja eigentlich nicht wirklich geht. Hab also keine Angst, lies einfach, mach dir eine Meinung und leb danach. Immer wird es nicht klappen. Aber gut das es bei ihm halt Neuanfänge gibt. Dass es Veränderung bei ihm gibt. Und er hat uns ja unterschiedlich gemacht, also ist dass ok das wir die Dinge anders sehen, erleben, machen. Du wirst schon deinen Weg finden. Und Leute die dich begleiten dabei. Verlier die Hoffnung also nicht.

Samstag, 26. November 2011

Die lange Reise

Estaba exhausta. Llevaba esperando horas para que el sol anunciara el comienzo de un nuevo día. La frustración, el cansancio, el hambre y la suciedad agotaban aun más los ánimos. Algo que una buena siesta en tres asientos no lograba cambiar. Los anuncios invariables, la misma voz repetía las palabras dedicada a los transeúntes. Cada hora se escuchaba como giraban las letras y números para actualizar los horarios. Las piernas cansadas de recorrer los pasillos, las caras ya visualizadas. Los ojos agotados de mirar las manos vacías buscando que sostener. No quedaba gente, ya habían subido a sus trenes, ya nos habíamos despedido deseándonos un buen viaje, una buena estadía, una linda navidad. Quedaba poco y estábamos atrasados. Yo aun esperaba que el reloj indicara el tiempo para llamar. No quedaba espacio, saque la billetera compre mi ticket, un Brötchen y esperé nuevamente. Al lado mío un chef italiano conversándome, intentando explicarme cual era el propósito de su viaje.  El tren ingreso al Gleiss y, sin maleta, subí los escalones, me senté y logré respirar. Aun no anunciaba mi llegada... aquella chica con las trenzas extrañas conversaba por celular, estaba de cumpleaños y su teléfono sonaba indicando un nuevo mensajero. Le pedí si me prestaba el teléfono, para mandar un mensaje. Me miro extrañada accediendo tras una breve explicación. Al parecer el mensaje no fue suficiente y llamó devuelta. Anuncié mi llegada, a través del celular de la cumpleañera con las trenzas extrañas que parecían de otra época, sacados de un libro infantil, de los Alpes lejanos que incluso a mí me parecía exagerado. Después de 6 horas y 100más pobre, el tren ingreso a aquel Haubptbahnhof por el que he pasado tantas veces. Había llegado, mi destino de hace dos días. Después de tormentas de nieve, noches en un Hotel con turistas, esperas en el aeropuerto, había llegado. Comí Stollen, subí a mi pieza y dormí. 24 horas. Dormí. Tan solo desperté por aquella voz que entró diciendo "Es navidad, te perderás tus regalos". Aun no era navidad, pero lograron sacarme de entre las sábanas. Era hora de levantarse y disfrutar de los días previos. Había llegado, pero mi maleta estaba en algún container. 

La amarga sensación de la desesperación, del cansancio, agotamiento y emoción por lo vivido aun estaba en la piel. Grandes días estaban por venir. Más viajes, traslados con contratiempos. 

Esa es la emoción de viajar. Podría contar historias de viajes a solas, historias de viajes de a dos, historias de encuentros fortuitos. Como quisiera recordarlas todas, retratarlas en fotos y memorizar el orden. Pero esa es la emoción de viajar. No lo puedes inmortalizar. 

Esa es la emoción de viajar. No sabes que vendrá. Esa es la vida. No sabes que vendrá. Esa es la emoción. No sabes que vendrá. Esa es la tormenta. No sabes que vendrá. Esa es la calma, lo que viene no depende de mí. 

Dienstag, 22. November 2011

Those Days

Das waren die Tage an denen die Münzen durch die Luft flogen, an denen die Schnecken durch die Wälder krochen und der Wein sich mit Frucht vermischte.


Это были дни, когда монеты были летать по воздуху, где улитки ползали по лесу и вино, смешанное с фруктами.

Dienstag, 15. November 2011

Pianissimo

 
Cuando inicia esa época en que el ritmo de tu canción se compone de contratiempos que dificultan tu andar, tan solo quieres adelantar la canción para respirar, iniciar el siguiente tema con pausas, blancas y negras. Que marcan un descanso, un aliento, facilitan la inspiración y te permiten entonar con dulzura. Tantas veces has escuchado, vivido, danzado esa canción. Conoces los pianísimos, el adagio, las repeticiones. La conoces, tanto que te asusta, te quita el aliento, imprime su sello en tu voz. Cuentas los compases para el final. Marcas con tu pie el ritmo que no puedes acelerar ni alterar. 

Cuando inicia esa época en que los quehaceres se componen de contratiempos que dificultan tu pensar, tan solo quieres adelantar el mes para respirar, iniciar el siguiente mes con pausas, descansos y sueños. Que marcan un nuevo periodo, una etapa, preparándote. Tantas veces has pensado, vivido, corrido ese mes. Conoces los altos, los bajos, los pensamientos. Lo conoces, tanto que tienes calma, confianza, imprime su sello en tu pensar. Cuentas los días para el final. Marcas con tu pie el ritmo que no puedes alterar.

Dienstag, 8. November 2011

Die Landschaft

Esa imagen que tengo, ese sueño de como será, de que será... volvió a estar ahí tan presente. Volví a dibujar... a inventar mundos que había dejado atrás... pero ahora, que se acerca el fin, el paisaje se tiene que repintar, volver a diseñar los valles, las cimas, los ríos, las sombras. Los colores.... aun no logro establecer un paisaje que me produzca calma. Aun no logro establecer un paisaje que parezca posible, en donde las flores no se conviertan en mariposas y en donde los arboles no lleven siluetas. En donde las nubes, en vez de llevar gotas de agua, arruinan el paisaje recién pintado. Las casas con escaleras que solamente llevan al propio inicio, en donde las ventanas no reflejan tu rostro.

Aun estando recostado en la sombra de los pinos, aun caminando entre madera centenaria, aun respirando el pasar por los bosques... aun viendo que la mariposa no se desprende de la flor, aun viendo tu rostro en  el árbol... aun cuando el suave andar de las torpes aguas envuelven tus pies, acariciando tus dedos... aun ahí estarás angustiado. Aun ahí sentirás la incertidumbre.


¿Cómo sabrás que norte seguir? ¿Cómo sabrás como detenerte con el oeste escondiéndose? ¿Cómo podrás caminar por paisajes que parecen irreales...?

El paisaje pintado por ti se pierde, solo queda el blanco papel. La tranquilidad, la calma que ansiabas son irradiados desde este pureza. No ves paisajes, tus montes han desaparecido llenándose de nieve, escondiéndose su silueta. Los árboles han decaído, añejados se han perdido. El lago se ha secado y tus pisadas se han borrado. Las mariposas volaron y de las flores desconoces su destino.

Cuando miras este blanco papel sabes que el paisaje no importa. Que el alto de la montaña, el ancho del rio, el frio del viento, el color de las piedras y el acariciar de los largos pastos no importan. Sabes que este blanco papel será llenado a su debido tiempo con el paisaje adecuado. Sabes que el paisaje no depende de ti. Sabes que las flores saldrán cuando sea su tiempo, el sol encontrara su norte para esconderse de él. La luna crecerá para atraer las aguas cuando sea su tiempo.

Dienstag, 1. November 2011

Was dann?

Cuando el cansancio es tal que los ojos no responden, que la mente viaja sin destino, que las palabras se confunden con su sentido y la frase suena sin respiro.
Cuando lo vivido es tal que las palabras no responden, que los sinónimos no son suficientes para abarcar y expresar todo tal como fue cronologicamente, emocionalmente...
Cuando el tiempo altera el recuerdo, lo distorsiona y la memoria no es suficiente para enmarcar aquellas miradas.

Cuando quisiéramos grabar lo vivido en nuestra retina, los colores en el alma y la sensación en la piel...